Obras Bien Pensadas

Califique este Post

Especial Reformas

Con ideas sencillas, como muretes, muebles de obra, cerramientos de terraza, puertas correderas… puedes ganar metros o habitaciones extra, e independizar o integrar zonas.

Ganar una minicocina en el salón

En un rincón de este salón se ha integrado una minicocina, cerrada con tabiques de cristal en la parte superior y madera en la inferior y una puerta corredera de cristal, que no ocupa espacio al abrirse. A un lado, un práctico pasaplatos que también se puede cerrar. El cristal al acido permite que la luz natural del salón llegue hasta la cocina, da ligereza visual y aisla de los olores al cocinar. El conjunto resulta muy armónico, acogedor y cálido, ya que la pared junto a la escalera se revistió también con madera de arce.

Arco - Obras bien pensadas
Arco – Obras bien pensadas

Un arco para integrar el salon y la cocina

En este caso se ha abierto un hueco con arco en la parte superior entre el salón y la cocina con el fin de integrar y a la vez delimitar ambos ambientes. Además debajo del arco se ha instalado una barra de media altura rematada con una encimera laminada que sirve para desayunos y comidas rápidas y al mismo tiempo marca la frontera entre cocina y salón. Lo más original es que el arco se ha rematado con una moldura de madera blanca con persianas que permiten conectar o separar los dos ambientes según se prefiera que la cocina quede o no a la vista.

Terraza Cerrada - Obras bien pensadas
Terraza Cerrada – Obras bien pensadas

Cerrar la terraza para poner un comedor

Esta terraza se ha cerrado con amplias cristaleras de Climalit, muretes bajos de obra y un techo de madera de pino, con la idea de ganar un cálido comedor, amplio y bien iluminado. Se decoró con sillas y mesa de acero pintado y madera, y un aparador de bambú, piezas ligeras que se eligieron para no recargar el ambiente. El suelo de madera le aporta calidez.

Estantería - Separador
Estantería – Separador

Estantería-separador de Pladur

Una estantería de Pladur, instalada entre el comedor y el pasillo distribuidor de la casa, sirve para separar ambos y dar más intimidad al comedor. Se ha construido media altura y dejado el paso libre en sus extremos, para que no resulte pesada, no agobie y dé mayor profundidad. Para aligerarla aún más visualmente, se pintó en blanco a tono con las paredes.

Pasaplatos - Obras bien pensadas
Pasaplatos – Obras bien pensadas

Pasaplatos para conectar comedor y cocia

La apertura de un pasaplatos en el tabique entre el comedor y la cocina es un modo senclllo de conectar ambas habitaciones Aquí el hueco abierto de 1,80 x 1,20 m, rematado con un marco de madera de 2 cm de grosor, facilita el paso de los platos entre un ambiente y otro, y permite el paso de luz natural desde el salón a la cocina. Una persiana de lamas, independiza la cocina.

Vitrina en la pared
Vitrina en la pared

Vitrina en el hueco de la pared

En una cocina abuhardillada se ha aprovechado un hueco en la pared más baja para hacer a medida un armario-vitrina, que sigue la inclinación del techo. Este mueble tiene puertas de cristal y de madera y es muy útil para tener a mano la vajilla, la cristalería y los libros de cocina. Las puertas se lacaron en un luminoso crema a juego con la pintura de la pared.

Separar el salón
Separar el salón

Para separar el salón del hall

Para dar intimidad a este salón, que estaba abierto directamente a la entrada de la casa, se decidió instalar un tabique de Pladur, del ancho del sofá, que independiza pero no cierra el espacio. Así se permite el paso de la luz al recibidor. Una solución muy práctica y cómoda, que no genera demasiados gastos.

Obras bien pensadas
Recibidor – Obras bien pensadas

Independizar el salón

Si la puerta de entrada de tu casa da directamente al salón una manera fácil y sencilla de crear un pequeño recibidor es, como en este ejemplo, levantar un murete de obra a media altura para que te aísle la entrada a la casa. Aquí se han instalado estores de fibra enrollables, que se suben y se bajan según quieras integrar o cerrar los ambientes.

Hall con puerta de cristal
Hall con puerta de cristal

Hall con puerta de cristal

Para aislar mejor de la temperatura exterior en la casa se han colocado en la entrada unas puertas correderas de cristal hechas a medida. Así este espacio queda separado pero no hay una interrupción visual y a la vez que se aporta profundidad, se deja paso a la luz. La puerta se eligió con marcos de madera oscura a juego con el suelo de tarima en madera barnizada.

Espacio de lectura
Espacio de lectura

Ganar una zona de lectura

En este dormitorio, la terraza se cerró con una estructura de madera y muros de yeso con aislante térmico, con el fin de ganar una zona de lectura bien iluminada, gracias al ventanal de aluminio y cristal. El nuevo rincón se elevó algunos centímetros respecto al dormitorio y el suelo se cubrió de una moqueta de sisal. Una viga refuerza la estructura que sostiene el tejado de la nueva zona.

Vestidor
Vestidor

Vestidor en el paso al baño

En este dormitorio con baño, se instaló una zona de vestidor hecha a medida, ente ambos cuartos aprovechando los laterales y la  parte superior de la zona de acceso al cuarto de baño. Puertas correderas de cristal al ácido cierran los armarios, dan intimidad al baño y dejan pasar la luz.

Mueble cabecero a medida
Mueble cabecero a medida

Mueble cabecero a medida

En este dormitorio se ha colocado un mueble bajo de madera hecho a medida, de pared a pared, para sacar partido al espacio bajo la ventana, y hacer las veces de cabecero y de mesillas. Sirve como apoyo para las lámparas y, además, tiene unos prácticos estantes inferiores.

[fbcomments]