El estilo moderno: sinónimo de practicidad y juventud sin perder la elegancia

El estilo moderno: sinónimo de practicidad y juventud sin perder la elegancia
Califique este Post

Básicamente esta tendencia en decoración de interiores busca simplificar el mantenimiento del hogar, por eso se dice que el estilo moderno es el indicado para jóvenes profesionales que no cuentan con tanto tiempo en casa como para dedicarse al mantenimiento y la limpieza.

Si bien no es al mismo nivel que del estilo minimalista, aquí también se respetan las líneas simples y se intenta incorporar solo los accesorios mínimos e indispensables, en pro de la organización y practicidad.

En estos ambientes predominan muebles oscuros, y las líneas rectas, combinados con crudos y blancos. Si se destaca algún accesorio puede ser en tonos rojos (estos son los 3 colores que predominan en el estilo decorativo moderno).

Se trata de espacios sofisticados y elegantes, que quizás no brinden tanta calidez como otros lo hacen otros estilos pero sí representan un espíritu joven y vanguardista en cada uno de sus objetos de diseño exclusivos, por eso también los accesorios y mobiliario suelen estar entre los más costosos.

Lo bueno del estilo moderno es que con unos pocos objetos se logra el efecto deseado, y a la vez darle un toque personal siempre que se respete la armonía de colores (mayormente neutros) y las líneas simples.

Al momento de escoger accesorios decorativos modernos, deben priorizarse aquellos elementos que puedan lucirse y tengan protagonismo propio, como por ejemplo en un plato de cerámica, un sillón, un jarrón. Cada uno debe estar estratégicamente ubicado para poder ser apreciado en su totalidad.

Si bien se deben respetar ciertas premisas para conservar el estilo, el modernismo decorativo se considera versátil porque constantemente se está actualizando, y si uno aprovecha esta potencialidad, nos ayuda a mantener en vigencia los ambientes y al mismo tiempo encontrar los objetos que se ajusten más a nuestro propio gusto para, de paso, darle una impronta más personal y a la vez original.

Los más arriesgados, siempre respetando la gama de colores, se atreven a pintar según la habitación que sea, alguna pared en negro o gris cemento para dar a ése ambiente un aspecto más sofisticado.

Pensado como el estilo decorativo para los jóvenes profesionales que buscan poder organizarse, mantener la limpieza y por sobre todo no perder el buen gusto y la sofisticación a la hora de decorar su casa, el estilo moderno ofrece versatilidad, comodidad y elegancia.

[fbcomments]