¿Cómo influye la iluminación en nuestra Sensación de Confort?

La iluminación no solo está asociada a la decoración y la ambientación, sino que también influye fuertemente sobre nuestra sensación de confort.

Tanto la iluminación natural como la artificial se pueden utilizar a nuestro gusto y paladar para mejorar el bienestar que podemos conseguir en los lugares que más frecuentamos. Principalmente en las viviendas y los lugares de trabajo y estudio. 

La Iluminación y el Confort

La luz natural es fundamental para tener un hogar vital y sano.

Un exceso de iluminación por la entrada directa de la luz solar puede resultar molesta. En estos casos suele ser necesario la instalación de cortinas tamizadoras.

El aprovechamiento de la Luz Natural

La luz artificial requiere un determinado nivel de iluminación según la actividad a realizar.

Para zonas de mucha actividad visual como las zonas de trabajo o de lectura es necesario un nivel de iluminación medio-alto o alto. Evitar los deslumbramientos que pueden provocar estrés visual generador de irritación de ojos y dolores de cabeza.

La iluminación sobre la tarea deberá ser dos o tres veces mayor que la iluminación ambiental de la estancia evitando que esta esté oscurecida.

Cuando estemos utilizando nuestra pantalla de ordenador o de televisión tendríamos que mantener la habitación iluminada.

En zonas de descanso es aconsejable un nivel de iluminación medio-bajo o bajo para favorecer el confort y la relajación.

De todos los sistemas de iluminación existentes se desaconseja los fluorescentes porque su frecuencia de parpadeo puede producir cansancio visual.

[fbcomments]