Cuándo elegir un Calefón y cuándo un Termotanque

Estamos construyendo nuestra casa o remodelándola, y llegó el momento de decidir entre un termotanque o “caldera” y un calefón. ¿Qué hacemos? ¿Cuál elegimos? Bueno, como ocurre con muchas cosas en esta vida, la elección por uno de ellos va a depender del contexto en que se use y de su función. Veamos de qué se trata.

El calefón es un artefacto que se usa para calentar agua para uso doméstico. En él el agua se calienta directamente a medida que se va precisando. Ocurre que cuando abrimos el grifo de agua caliente, ésta viene de atravesar una resistencia dentro del calefón. Una vez que lo cerramos, el agua ya no circula y el aparato se apaga.

El termotanque por su parte, almacena agua en su depósito manteniéndola a una cierta temperatura. Temperatura determinada por quien lo opera, la cual es detectada a su vez por el termostato. Una vez que el agua logra la temperatura indicada, se apaga.

En principio las diferencias básicas son sus tamaños y la manera en que calientan el agua. Y la principal distinción es que el termotanque puede almacenar el agua, además de calentarla.

Como dijimos en principio, lo que debemos tener en cuenta al momento de optar por uno u otro es el contexto: por ejemplo el espacio físico, la cantidad de personas que lo ocuparían cotidianamente, la presión del agua; y también su función: calentar o calentar y almacenar.

Por ejemplo, si vivimos o vamos a vivir en un edificio en que el agua proviene de un tanque, el cual abastece a todos los departamentos, sería conveniente tener un termotanque si sabemos que corremos más riesgo de se nos corte el suministro de agua. Los termotanques también se usan en lugares donde la presión del agua no es suficiente como para ser calentada por la resistencia del calefón.

Respecto al calefón podemos decir que es el indicado cuando se trata de abastecer a una familia numerosa en una casa: el agua sale caliente para todos y seguro no habrán problemas de presión como en un edificio. Y como son de menor tamaño que un termotanque, ocupan menos espacio. Otro detalle importante es que un calefón es más económico.

Muy bien, ya dejamos claro lo más útil, lo más importante y las diferencias entre el termotanque y el calefón, ahora a pensar y elegir el que más te convenga o creas mejor.

[fbcomments]