Consejos para lograr un Hogar Saludable y Confortable

Un hogar mas vivo y saludable

Cada año la llegada de la primavera supone el inicio de un nuevo ciclo, en esta importante etapa sentimos una mayor vitalidad que nos empuja a la renovación.

Es por tanto un buen momento para realizar cambios tanto a nivel personal como también en nuestro espacio.

Renovar nuestro hogar nos ayudará a sentir más plenamente la propia fuerza vital y contribuirá a que nos encontremos mejor en él, con nosotros mismos y con los nuestros.

Podemos incluir en nuestro espacio algunos elementos, redistribuir otros o bien realizar acciones que favorezcan la creación de un ambiente más armónico y vital que transmita buenas vibraciones.

Vamos a ver cómo realizar estos cambios a partir de preguntas y respuestas que nos ayudaran a conocer mejor los diversos aspectos que configuran la salud y armonía de nuestro hábitat.

¿Cómo podemos obtener una buena calidad de aire?

En nuestro aire pueden existir muchos contaminantes químicos como el monóxido de carbono, el dióxido de carbono, el dióxido de nitrógeno, el ozono, los formaldehidos, etc.

Estos pueden estar presentes en el aire por la contaminación atmosférica del lugar, o por los materiales de construcción y decoración.

También contaminan la mayoría de los productos químicos que utilizamos para la limpieza.

Incluso nosotros mismos contaminamos ya que producimos dióxido de carbono y si fumamos, el humo que echamos contiene multitud de contaminantes.

Además de los contaminantes químicos existen otros factores ambientales del aire como son:

  • los contaminantes biológicos (bacterias, virus, hongos, ácaros, etc.)
  • la ionización ambiental (las cargas eléctricas del aire)
  • los gases naturales (especialmente el radón) o,
  • la humedad relativa (la cantidad de humedad presente en el aire).

Vivir en un entorno natural y en una construcción sana (bien orientada y realizada con materiales no contaminantes) favorece la buena calidad de aire.

Pero la mayoría de nosotros vivimos en entornos urbanos y en hogares construidos con materiales y productos insanos.

En todos los casos para garantizar una buena calidad de aire es necesario realizar una ventilación natural diaria, abrir todas las ventanas unos quince minutos para renovar el aire.

También se aconseja rodearse de plantas porque absorben contaminantes y ayudan a regular la ionización ambiental y la humedad relativa.

¿Qué plantas de interior ayudan a crear un hábitat saludable?

Todas las plantas de interior nos ayudan, pero hay algunas que son especialmente adecuadas.

Las más purificadoras son:

  • la areca,
  • la rafis excelsa,
  • la camedorea,
  • el ficus,
  • la drácena Janet Craig,
  • la hiedra de interior,
  • la palmera datilera,
  • el ficus alii,
  • el helecho de espada,
  • el espatifilo,
  • la drácena massangeana,
  • el helecho,
  • el crisantemo y,
  • la gerbera.

Es fundamental tenerlas bien cuidadas, son seres vivos que necesitan nuestra atención.

Cuidarlas bien, con mimo, les ayuda y nos ayuda no tan sólo a mejorar la calidad del aire sino que también a mejorar la sensación ambiental con su aporte de vitalidad y a favorecer nuestro contacto con la naturaleza.

¿De qué manera podemos reducir la contaminación acústica tan habitual en nuestras ciudades?

El ruido ambiental debería aislarse en la fuente que lo genera, es la forma más eficaz de reducirlo.

Pero la mayoría de los ruidos ambientales son externos y nosotros no podemos aislarlos, hemos de hacer algo que reduzca en lo posible su intensidad en nuestro espacio.

Lo más recomendable es colocar vidrios aislantes (doble o triple vidrio con cámara de aire) en las ventanas y materiales aislantes con grosor como las placas de corcho en las paredes.

Doble o Triple Vidrio Hermético

También podemos contrarrestar ruidos con sonidos propios armónicos.

La música, una fuente de agua, etc., suelen ayudar a mitigar la contaminación sonora externa.

¿Qué otros factores ambientales pueden incidir en la salud y cómo podemos minimizar sus efectos?

Las radiaciones electromagnéticas tanto naturales como artificiales pueden afectar en la salud. En especial, en lugares de permanencia continuada y sobre todo en la cama.

Entre las radiaciones naturales destacan las redes geomagnéticas y las corrientes de agua subterránea.

Estas radiaciones telúricas suelen ser desarmónicas para el hombre, sobre su vertical y hasta una altura de más de dos mil metros.

En las personas mas sensibles provocan trastornos del sueño, agotamiento, dolores de cabeza y de espalda.

Además, pueden ser un factor determinante en nuestra salud, debido a que afectan a nuestro sistemas nervioso, hormonal y endocrino.

Ante las sintomatologías descritas, se aconseja reubicar la cama o puestos de permanencia como el sofá o un lugar de trabajo, hasta encontrar una posición mas favorable.

Para saber el buen lugar donde ubicarse hay que probar un mínimo de un mes en una nueva posición y compararla con la anterior.

Para las camas es aconsejable además situar la cabecera al norte porque es la orientación que más favorece el buen descanso.

Entre las radiaciones electromagnéticas artificiales destacan las microondas de telefonía móvil y las de la red eléctrica.

Para las radiaciones eléctricas se aconseja distanciarse de los aparatos un mínimo de cincuenta centímetros y de las paredes con cableado unos veinte centímetros.

Para las microondas de la telefonía móvil se recomienda, si hay antenas a la vista a menos de cien metros, proteger la vivienda con cortinas blindadas en las ventanas.

¿Qué materiales decorativos y de acabados son mas sanos?

Todos los materiales naturales como el yeso, la madera, el corcho, las moquetas o alfombras de lana, la piedra y las cerámicas son los más adecuados.

Revestimiento de Corcho en las Paredes

Es importante que estos materiales sean tratados también con productos naturales, por ejemplo la madera tratada con ceras naturales en vez de barniz.

Los materiales metálicos, los plásticos y los textiles sintéticos son los menos aconsejables por que suelen generar cargas electrostáticas y pueden desprender tóxicos químicos.

Hay materiales naturales como el granito y la pizarra que pueden emitir radioactividad, el consejo es no abusar de ellos en la decoración de nuestro hogar.

¿Cuál es el sistema de calefacción más saludable?

De todos los sistemas, el más sano es la calefacción con radiadores de agua.

No reseca el ambiente como ocurre con los sistemas por aire, ni contamina electromagnéticamente como en el caso de la calefacción eléctrica, especialmente la de suelo radiante.

¿Cómo debería ser una instalación eléctrica sana?

Una instalación eléctrica sana debería tener una buena toma de tierra.

Además el cableado tendría que ser de una sección sobredimensionada.

Es aconsejable evitar distribuciones en forma de bucles (los cableados se distribuyen cerrando formas), es preferible la distribución ramificada (los cableados son radiales sin cerrar formas) que evita la generación de campos magnéticos.

También se recomienda no pasar los cables a la altura de uso por las cabeceras de las camas o por las paredes donde se apoyen sofás o zonas de permanencia, es preferible pasarlos a la altura del techo.

[fbcomments]